lunes, 17 de agosto de 2009

Que sea tríada

El chino de Uriarte se incendió un lunes a la tarde. Cuando a la mañana siguiente pasé por la puerta y vi la faja de clausura, pensé que era por el IVA o las ratas. Lo normal. Zully, la encargada de casa, me contó lo que había pasado. Parece que todo empezó con el cortocircuito de una heladera; alguien llamó a los bomberos, cortaron la calle y un policía pasó toda la noche en la puerta del negocio. Me hubiera gustado ver algo de todo eso: tengo cierta fascinación por las catástrofes.
El dueño del chino de Uriarte habla áspero, martilla las vocales cuando me llama “amiga”, pero sonríe como si fuera un hombre simpático. No me cae mal. Una semana después del incendio lo encontré buscando mercadería en el chino de la calle Thames. Le pregunté cuándo iba a abrir el negocio y contestó con su jeringoza y gestos, que interpreté como que ya. Dejé lo que estaba por comprar y fui hasta Uriarte. El lugar todavía tenía olor a quemado, pero el que más picaba era el de la lavandina. Por primera vez, ahí adentro todo parecía limpio. Cuando estaba por irme, me crucé con el dueño. Me agarró del brazo, golpeó una frase y colocó una golosina adentro de la bolsa de mis compras.
No me di cuenta hasta hace unos días: algo cambió entre los chinos y yo. Una mañana pregunté en la caja si tenían Blem naranja en vez del común, y el dueño se acercó a decirme algo que no entendí muy bien. Al otro día, cuando pasé por la puerta, me llamó y me mostró una fila de Blem naranja. Lo mismo pasó con las paltas y, este fin semana, con las peras. Ahora ya entiendo cuando dice que va a conseguírmelo. Tengo que hacer algo con esta nueva relación.

30 comentarios:

-fridrik- dijo...

Es un estilo de vida raro el oriental, dicen que van a hacer algo y lo hacen.

Sus gestos de amabilidad y nobleza son matemáticamente perfectos.

Besote,

fed.

Bel Torres dijo...

uy tenes ventaja sobre los otros compradores... que copado que el chino de tu cuadra te consiga la mercadería que compras.. así no tenes que ir recorriendo supers para comprar lo que te falta..
muy bueno el blog
un beso

Soy peregrinaperla dijo...

tus chinitos me caen bien, clau.
ah y soy peregrinaperla, clau. No viajo más....

EmmaPeel dijo...

El otro día los vi salir para el pool, estuve de golpe en una de yacuza con toda la onda, Siest

gran adquisición esa relación

fulvio jácher dijo...

Tuve algo parecido con una china que trabajaba en la avenida Caseros, muy cerca de la carcel. Una tarde fui a comprar un Jorgito glaceado y María (así se hacía llamar) ya no estaba.
Su reemplazante, un hombre tosco pero amable, sospechosamente me entregó el "Jolgito" glaceado dándole énfasis a la palabra glaceado como queriendo dejar claro dos cosas: una, que conocía mis gustos y, otra, que glaceado es de los pocos vocablos que no tienen dificultades en pronunciar.

¡Jotapé! dijo...

Un chino, frente a la casa de un amigo tenía el cero corrido al treinta. Parecido a la temperatura en Kelvin. Por ejemplo, para decir veintiocho decía:

"Tleintaaaa menó dó"

Era simpático. Ahora cerró parece, no sabemos en que anda treinta.

Mercadito de barrio dijo...

Llegó a mis manos la revistita de Oblogo y te encontrè !!! :)

Siesta escandalosa dijo...

Siempre todo es un poquito raro, federicuá. Y está bien que sea así.

Lo de la mercadería medio que ni fu ni fa. Hay otras expectativas, Bel.

Pero yo igual te copiloteo, Clau. Don't forget it.

Ojalá sean mafia, Emis.

Qué miedo, Fulvio. Y qué gustos más exóticos.

Tuve que googlear lo de la temperatura en Kelvin, jotapé. Sabé que sos brutaza.

Viste qué linda que es, Mercadita?

Lyon dijo...

Oh, Clau, sepa usted que se elevó por sobre el resto de la humanidad. Entablar tamaña relación con un "chino" (las comillas van para aclarar que hablo del chino del super) es tan difícil como negarse a ser violada por Brad Pitt (?).
Abrazo de olvido, porque ya somos dos los que estamos tratando de suprimir ciertos recuerdos, ja.

Lyon dijo...

Oh, Clau, sepa usted que se elevó por sobre el resto de la humanidad. Entablar tamaña relación con un "chino" (las comillas van para aclarar que hablo del chino del super) es tan difícil como negarse a ser violada por Brad Pitt (?).
Abrazo de olvido, porque ya somos dos los que estamos tratando de suprimir ciertos recuerdos, ja.

lexi dijo...

jajaja muy bueno!
creo que mientras les compres funcionará de maravillas.

saludos y gracias x tus comentarios!

Abrujandra dijo...

¿Romance en puerta oriental?

Julieta dijo...

che, te consiguen paltas, peras...¡¿qué está pasando?¡ bueno debe ser que sos fiel cliente Siest, leal. y les caes bien.
¡Saludos!

Mono dijo...

Gracias por la defensa y felices 2.000 visualizaciones de perfil.
Beso.

verborrea dijo...

como primera medida podrias decirme bien cual es el chino, porque yo vivo por ahi y el mio ni bola me da.
digo

gracias

Haiku dijo...

estas son relaciones que valen la pena.
La siesta escandalosa pide, el chino dignifica.

Diego dijo...

"Por primera vez, ahí adentro todo parecía limpio"

Muy bueno. Creo que no le sobra, no digo una palabra, quizás no le sobra una letra.

excelente!

¡Jotapé! dijo...

Te extraño, Siesta.

Abrujandra dijo...

Ey Siesta ¿mucho laburo? ¿poca inspiración?
Ojalá sea eso nomás.
Besos.

-fridrik- dijo...

Hola Siest, pasaba a dejarte un beso

fede.

Jirafas dijo...

siesta, tanto tiempo.
cómo anda?
beso grande con amor y primavera

Protervo dijo...

que copado pasar a ser parte de familiares y amigos. abrazo.

fulvio jácher dijo...

El abandono es un ejercicio higiénico, vivo dejando las cosas segmentadas y tarde o temprano me sopapea el orden o la ilusión.
¿Coincidirá su caso con el mío?
También odio las preguntas.
Me dan una rabia primaria en la que muchas veces machaco mi bolsa testicular pretextando picazón.

Lemonchelo dijo...

sos privilegiada, posta.

Weiflook dijo...

nunca más nada.

Anónimo dijo...

pedile que te pegue faso

Hombre de Neanderthal dijo...

Interesante el relato, como todo lo suyo. Pero ahora que entré, veo que ha abandonado esto, espero que pueda volver... después de la siesta, claro.

Vizcachas en escabeche dijo...

Si escupirían menos serian gente copada.
Al chino de mi barrio me lo mató la mafia.

Ka dijo...

No se cómo llegué a acá pero me emocioné che. Resulta que hace años vivía en uriarte y paraguay, y cuando volvía del colegio siempre pasaba por un chino que había en esa calle y que estaba cerradísimo, abandonado, mugriento, impenetrable. La historia que me contaron decía que en un robo mataron a alguien y entonces nadie quería comprar el lugar. El que yo digo estaba en uriarte entre paraguay y charcas, si llega a ser el mismo...qué barbaro!

Abrujandra dijo...

Siempre pienso ¿qué será de la vida de esta chica?